1907

Adolfo Correia Rocha nace el 12 de agosto en São Martinho de Anta, municipio de Sabrosa, distrito de Vila real, en el seno de una familia de campesinos. Sus padres (Francisco Correia Rocha y María de la Concepción de Barros) tienen dos hijos más: José, que pronto emigra a Brasil, y María, que permanecerá en el pueblo natal.

1913

Inicia los estudios primarios en la Escuela de São Martinho de Anta.

Estrategia de expansión de AM a nivel nacional

Finaliza, con distinción, el examen de la escuela primaria, realizada en la escuela de Sabrosa. El profesor le aconseja a su padre que lo envíe a estudiar al liceo. Dada la inviabilidad económica de esta propuesta, su padre se plantea dos opciones: el seminario o el viaje a Brasil. Su madre, dudosa de la vocación sacerdotal de su hijo, lo envía a Porto, donde trabajará en la casa de una familia burguesa. Al no ver futuro en su condición de criado, se rebela y provoca su propio despido.

1918

Con una recomendación del padre de São Martinho de Anta, Adolfo Rocha inicia sus estudios en el seminario de Lamego, donde sólo permanece un año. Al cabo de ese primer año, y luego de haber perdido la Fe, se niega a continuar en el seminario. El paso por Lamego, como dirá más tarde en su Diario, fue decisivo, ya que allí pasó “uno de los años cruciales” de su “vida de niño”. La problemática religiosa ocupará en la obra de Miguel Torga un hecho notable.

1920

Adolfo Rocha emigra a Brasil, donde lo enviaron finalmente sus padres. Trabaja durante cinco años en la hacienda de un tío paterno, la Hacienda de Santa Cruz, en el Estado de Minas Gerais. Puede leerse un relato sobre las experiencias durante este período en las páginas de “El segundo día” de La creación del mundo

Comenzaba a ser hombre; en medio de aquella energía tropical, también crecía. Mientras el cuerpo se desarrollaba en tamaño - todos los días tenía la impresión de no encajar en la ropa -, en el alma sólo crecía la amargura de sentirme injustamente odiado por mi tía, de ser como un extraño para mi tío, de vivir estremecido en el seno de la libertad.”

1924

Se inscribe en el gimnasio Leopoldinense, en Leopoldina, Minas Gerais, el 20 de febrero. En esta época comienza a escribir sus primeros versos, imitando al poeta brasileño Casimiro de Abreu.

1925

Adolfo Rocha regresa de Brasil. El tío decide recompensarlo por los cinco años de trabajo en la hacienda pagándole los estudios en Coimbra. Se instala en un colegio en la Carretera de la Frontera (actual Rua do Brasil) y en apenas dos años completa los primeros cinco del curso general del liceo. Decide irse del colegio y alquilar una habitación. Frecuenta entonces el Liceo José Falcão (instalado en ese entonces en el antiguo colegio Universitario de S. Bento). Se presenta al examen y termina en un solo año los dos últimos del curso del liceo.

1928

Inicia los estudios de medicina en la Universidad de Coimbra. Pasa a vivir en “Estrella del norte”, en el n° 6 de la Ladeira del Seminario. Publica su primer libro, Ansiedad, una colección de poemas cuyo título se revelará emblemático frente a lo que vendrá a ser el recorrido literario del autor. El libro jamás será reeditado. En 1981, cuando Miguel Torga organiza la Antología Poética, sólo recupera un verso de su primer libro: “(...) Siento el miedo del reverso (...)”.

1929

Adolfo Rocha comienza a frecuentar la tertulia literaria del café Central e inicia su colaboración en Presença, revista fundada dos años antes por Branquinho da Fonseca, João Gaspar Simões y José Régio. El contacto con el grupo es decisivo para la formación estético-literaria del poeta. Comienza en este tiempo su fascinación por el cine (los primeros volúmenes del diario dan cuenta de ello) y por ciertos autores que lo iban a marcar profundamente (Goethe, Dostoyevski, Proust, Gide, Jorge Amado, José Lins do Rego, Cecília Meireles, Jorge de Lima). Su primera participación en la revista ocurre en el nº 19 (febrero-marzo), donde publica el poema “Atitudes”. En este año, colabora en dos números de la Presença: en el apartado 22, con los poemas “Baloiço” e “Inércia”, y en el apartado 23 con el poema “Remendo”.

1930

Continúa colaborando en Presença: en el n° 24 (enero), salen dos poemas (“Balada da Morgue” y “Compenetração”) y en el n° 26 (abril-mayo) se publica un texto en prosa (“O Caminho do Meio”). Publica Rampa, libro de poesía que sale en las ediciones de Presença. El 16 de junio, Adolfo Rocha, Edmundo Bettencourt y Branquinho da Fonseca envían una “Carta a José Régio y João Gaspar Simões, directores de Presença”, para tomar parte sobre el alejamiento del grupo: “Se trata de una barca que no va hacia nuestros rumbos ni hacia el Norte de cada uno... // Por eso nos salimos de ella: aliviada de nuestros destinos, tal vez pueda arribar a un destino mejor...”.

La carta, difundida en forma de folleto volante, provoca la primera escisión dentro de Presença. Las razones esgrimidas para la salida de la revista se referían esencialmente a lo que los signatarios consideraban una desnaturalización del espíritu inicial del proyecto, acusando a los directores del cercenamiento de las libertades creadoras (“Presença tiene como perspectiva un tipo único de libertad”) y de una imposición literaria al grupo (“Presença  concibe maestros y discípulos con aquella interpretación convencional en la que los maestros hacen lecciones para los que consideran a los alumnos”).

Ante el desaliento de Branquinho da Fonseca, luego de la ruptura con Presença, Adolfo Rocha escribe a su amigo el 27 de julio, y asume la responsabilidad de la disidencia (en A Criação do Mundo, Miguel Torga, al referirse a este episodio, habla de la “escisión del grupo, de la que yo era el principal responsable”).

Con este amigo, funda la revista Sinal, que tendrá una vida efímera: sólo saldrá un número, en el mes de julio, con la colaboración exclusiva de los dos jóvenes escritores (Branquinho da Fonseca firma con el seudónimo António Madeira). Se destaca el texto de Adolfo Rocha, “Meditación poética sobre una carta que llegó a su destino”, donde se puede percibir el ataque vehemente a los ex compañeros de Presença.

Torga realiza una autoevaluación global de este proyecto en “El tercer día” de La creación del mundo“Las buenas intenciones de hacer de ella un faro de nueva luz no bastaron. Sobrestimé sus propias fuerzas. Pude discrepar de los antiguos compañeros, había tenido el coraje de abandonar el movimiento y arrastrar todas las consecuencias, pero me faltaba voz para decir a dónde quería ir. Y fallé. El primer número que apareció fue un desastre. Era ingenuo y tumultuoso. Casi todo escrito por mí; además de esa tartamudez expresiva, una evidencia de lo que no le recomendaba a nadie: mi soledad”. 

Fernando Pessoa escribe una carta a Adolfo Rocha, agradeciendo el ejemplar de Rampa que se le había enviado, y presentando algunos consejos referidos al modo de perspectiva de la sensibilidad y la inteligencia en el arte poético. Adolfo Rocha le responde en términos contundentes, discrepando con Pessoa y exponiendo su punto de vista. Pessoa le escribirá nuevamente una extensa carta desarrollando sus ideas estéticas.

1931

Publica tu tercer libro de poesía, Tributo. Se estrena también en la ficción narrativa con el libro de cuentos Pão Ázimo. Estas obras no serán reeditadas.

1932

Publica el libro de poesía Abismo.

1933

Adolfo Rocha termina la licenciatura en medicina.

Coimbra, 8 de diciembre de 1933
“Médico. En conformidad a la tradición, apenas el bedel dijo que sí, que ya podía realizar recetas a la humanidad, conocidos y desconocidos me rasgaron de la cabeza a los pies.
Y ahí vengo yo por las calles, un extraño ante mi propia realidad: un hombre desnudo, envuelto en tres metros de negrura, varado de lado a lado por un terror profundo que no dice de dónde viene ni a dónde va.” (Diário I, 1941).

Regresa a São Martinho de Anta para ejercer allí la medicina.

1934

Publica la novela A Terceira Voz. Con este libro adopta el nombre literario Miguel Torga. En el prefacio, la despedida del nombre civil es firmada por Adolfo Rocha:
Con un beso os lo entrego. Se llama Miguel Torga. Somos hermanos y tenemos la misma riqueza. Pero un día nos dimos cuenta de una cosa sencilla: para que a nuestros ojos uno de nosotros nazca como Cristo, necesariamente el otro tenía que hacer de Judas. Y yo me sacrificio. [...] Te quedas, Miguel Torga, pero no me llames Judas, porque sólo para efectos legales (ya que el auto tiene que abrir con todas las ceremonias del estilo) me resigno a ser aquel que, lleno de remordimientos, se ahorcó en una higuera y, pendiendo de ella, yace, ad aeternum morto, comido por los bichos y con la lengua de afuera...  Adolpho Rocha.

“Torga” es el nombre con que se designa al brezo de montaña; y se asume que eligió el nombre “Miguel” como un homenaje a Miguel de Cervantes y Miguel de Unamuno, dos grandes escritores de la cultura ibérica.

Deja la ciudad S. Martinho de Anta y se muda a Vila Nova, en el municipio de Miranda do Corvo, en el distrito de Coimbra, a donde pasará a ejercer las funciones de médico clínico general. En “O Terceiro Dia” de A Criação do Mundo, Miguel Torga describe admirablemente los obstáculos con los que se enfrentó en el ejercicio de las nuevas funciones:
“Un Portugal viejo y rutinario, de amos y criados, estaba allí vivo y presente. De mano vacía, nadie pedía justicia, consuelo divino, instrucción o salud. El sacerdote, el médico, el profesor y el juez, en nombre de Dios, del saber, de la ley o del Esculapio, exigían todas las formas de pleitesía, empezando por la más concreta: el fruto de la tierra.”

1935

Rinde homenaje a Fernando Pessoa en una nota del Diário, en el momento de la muerte del poeta:

Vila Nova, 3 de diciembre de 1935
Murió Fernando Pessoa. Apenas acabo de leer la noticia en el periódico, cerré la puerta del consultorio y me metí por los montes. Lloro con los pinos y riscos la muerte del mayor poeta que hoy Portugal vio pasar en un ataúd para la eternidad sin ni siquiera preguntar quién era.
(Diário, I, 
1941).

Serán recurrentes, a lo largo de la obra de Miguel Torga, las referencias admirativas a Fernando Pessoa. En 1983, escribe que “nadie nunca había hecho el milagro de crear un Portugal hecho de versos.” (Diário, XIV, 1987)

1936

Publica O Outro Livro de Job, libro de poesía que se impuso en el medio literario portugués y que establece una inmersión humanista de poética torguiana. Miguel Torga funda, con el crítico Albano Nogueira, la revista Manifesto. El n° 1 sale en enero. En la sección “Vía pública”, espacio fijo de diálogo e intervención, se hace uno de los primeros homenajes al poeta del Mensagem, recientemente desaparecido (“Fernando Pessoa fue probablemente el mayor poeta portugués de este siglo. Magnificado por su aislamiento, oscurecido por su trabajo publicado sólo parcialmente, es pronto para juzgarlo”). En este espacio surgirán pequeños textos de intervención, como ocurrirá en el n° 2 del mes de febrero, en donde se manifestaba el apoyo a Thomas Mann, cuando este presentó la renuncia a la nacionalidad alemana por motivos políticos. Manifesto se presenta como una revista que, contrariamente a la tendencia psicologista y estetizante de Presença, cree en la intervención del escritor en la sociedad y propone un arte arraigado en lo real, como afirma Torga en “O Terceiro Dia” de A Criação do Mundo“Queríamos un arte rebelde, enraizado en lo circunstancial. Vanguarda [criptónimo de Presença] nunca había valorado suficientemente la realidad. El viejo mundo burgués, sacudido en las estructuras, se estrechaba en las vasijas de la agonía, se dibujaban más allá de las fronteras los primeros signos de otra aventura humana, alejada en su subjetivismo macerador. Esta pertinaz actitud introspectiva disminuía el alcance del esfuerzo renovador que emprendiéramos, del que sentía legítimo orgullo, pero que sólo estéticamente ha dado frutos positivos”.

1937

Publica “Os Dois primeiros Dias” de A Criação do Mundo, romance autobiográfico. En diciembre de este año viaja a Europa. Regresa en enero del año siguiente. Atraviesa la España franquista, en plena guerra civil, y viaja por Francia, Italia, Suiza y Bélgica.

Marsella, 25 de diciembre de 1937 [...] Viajar, en un sentido profundo, es morir. Es dejar de ser albahaca en la ventana del cuarto y deshacerse en espanto, en desilusión, en nostalgia, en cansancio, en movimiento, a causa del mundo que está más allá. En esta hora, aquí acostado en la cama de un hotel continental cualquiera, mientras escucho los pasos de un millón de personas en Canebière, ¿qué soy yo? Una pura resonancia muerta de una vida lejana. Cuando mañana me levante, y otra vez sea albahaca en mi tierra, de este día, de esta hora, de esta gran ciudad, de lo que fui en ella, ¿qué tendré yo en la mano? Nada, porque no fue nada lo que el Lázaro trajo de la sepultura. (Diário I, 1941) Además de presentar anotaciones de este viaje en el Diário, esa experiencia será relatada en O Quarto Dia de A Criação do Mundo. Comienza a trabajar regularmente en la Revista of Portugal, dirigida por Vitorino Nemesio, cuyo primer número sale este año. Hasta el número 10 (noviembre de 1940), publica textos en cada uno de los números de la revista: desde páginas del Diário y de A Criação do Mundo, a cuentos de Bichos y algunos poemas.
En el primer volumen del Diário, registrará en el mes de septiembre, el viaje a las Termas de San Vicente para tratamientos (“más un día perdido en sulfurar la nariz”). 
El paso por las más variadas estaciones termales constituirá una rutina obligatoria en las vacaciones del poeta. Cincuenta años después, anotará, en el Diário XV:

Chaves, 29 de agosto de 1987. Los habituales quince días terapéuticos a ingerir linfas cálidas. Soy médico, pero creo más en la naturaleza que en la ciencia. Y tengo inscripciones en todas las fuentes de Portugal.

1938

Publica “O Terceiro Dia” de A Criação do Mundo.
Obtiene la especialidad en otorrinolaringología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Coimbra.
Debido a algunas dificultades con la censura, sale en el mes de julio el quinto y último número de la revista Manifiesto. En este número, tal como en el anterior, publicado en julio de 1937, sólo figurará el nombre de Miguel Torga como director. Por otra parte, el n° 5 se relaciona exclusivamente con textos de Torga. Esta revista representará su última intervención en un proyecto colectivo.
A partir de aquí, su recorrido literario se afirmará con un notable espíritu de independencia. Continuará publicando su obra siempre en ediciones de autor, rechazando someter sus libros a la censura previa.

Conoces a Andrée Crabbé, su futura esposa, en casa de Vitorino Nemésio, en Coimbra.

1939

En el mes de junio, se establece como médico otorrinolaringólogo en Leiria. Comienza a residir en el n° 5 de la calle Comandante João Belo, edificio donde sitúa igualmente su consultorio. Sigue yendo Coimbra los fines de semana para encontrarse con un grupo de amigos escritores e intelectuales (António de Sousa, Paulo Quintela, Vitorino Nemésio, Afonso Duarte, Martins de Carvalho).

Su paso por Leiria será determinante. Cuarenta años después de haber salido de la ciudad, escribe en su Diário:
“Esta tierra fue la gran encrucijada de mi destino. Aquí identifiqué y escogí los caminos de la poesía, de la libertad y del amor, sin oír las voces advertidas de la prudencia, que presagiaban lo peor. Aquí, por lo tanto, arriesgué todo por todo, haciendo de las debilidades, fuerzas, de las dudas, certezas, de la desesperación, esperanza.”
20 de noviembre de 1980, Diário, XII.

Publica “O Quarto Dia” de A Criação do Mundo. Esta narración, al presentar el testimonio de un viaje a Italia y de la travesía de España, en plena guerra civil, hace una clara denuncia del franquismo y del fascismo de Mussolini.
El día 30 de noviembre, los servicios secretos de la PVDE, por determinación del ministro del interior, emiten una orden “confidencial” para que se proceda “a la incautación del libro ‘O Quarto Dia da Criação do Mundo’, de la autoría de Miguel Torga, y a la detención de éste” [proceso 1514/39 (nT4598)].
Miguel Torga es arrestado por la PSP de Leiria. Se incautan los ejemplares del libro existentes en las varias librerías del país.
El día 2 de diciembre, los servicios secretos de la delegación de PVED de Lisboa solicitan la transferencia de Miguel Torga a Lisboa. El 3 de diciembre, pasa por la sede de la PVDE, en la calle António Maria Cardoso, antes de dirigirse a la prisión del Aljube.

En prisión, escribe uno de sus más célebres poemas de resistencia, “Ariane”, incluido en el volumen I de Diário.

1940

Miguel Torga es liberado el 2 de febrero por decisión notificada por teléfono por el ministro del interior de la Delegación de PVED de Lisboa.
Se casa, en la ciudad de Coimbra, con Andrée Crabbé, el 27 de julio. Los padrinos de boda son los amigos Paulo Quintela y Martins de Carvalho.
Publica Bichos, uno de los libros de cuentos más originales de la literatura portuguesa, que se transformará en el mayor éxito literario del autor.

1941

Publica el volumen I del Diário, el inicio de una monumental y singularísima obra de carácter íntimo (en su totalidad se publicarán dieciséis volúmenes).
Da forma a la obra de teatro Terra Firme. Mar (en 1947 saldrá una edición autónoma de Terra Firme; lo mismo ocurrirá posteriormente con la pieza Mar, que tendrá edición separada en 1958).
También publica este año el libro de cuentos Montanha, que será incautado por la PVDE. Miguel Torga hará publicar una edición en Brasil, en 1955, con el título Contos da Montanha. El libro circulará clandestinamente en Portugal hasta 1968, cuando se re edita en Coimbra, a través de una edición del autor.

Se muda a la ciudad de Coimbra, en el número 32 de la Estrada da Beira.

Abre el consultorio en un piso del Largo da Portagem, n° 45.

En el Segundo Congresso Transmontano, realizado en el casino de Pedras Salgadas, presenta el 11 de septiembre una conferencia titulada “Um Reino Maravilhoso”. Este texto sobre Trás-los-montes será incluido posteriormente en el libro Portugal.

1942

Publica el libro de cuentos Rua.

1943

Publica el volumen II del Diário y el libro de poemas Lamentação.
Imprime la novela O Senhor Ventura. Este libro será reescrito en 1985, año en que saldrá la segunda edición reeditada (“Pacientemente, limpié las principales impurezas, reescribí los comportamientos más desacertados, intenté, en fin, hacerlo legible”). El autor hará obsesivamente las revisiones de sus textos; muchos de ellos serán reescritos, como sucedió con O Senhor Ventura, 42 años después de haberlo publicado por primera vez.

1944

Publica el libro de poemas Libertação. En este año también publica Novos Contos da Montanha, uno de los libros más aclamados de este autor. 
Dos de los cuentos de este libro (“O caçador”, “A caçada”) se refieren explícitamente a la caza, una de las pasiones de Torga.

S. Martinho, 3 de octubre de 1949
No he podido explicar aún la causa de este sentimiento de seguridad que se apodera de mí cuando me dirijo a las sierras a cazar. Es una paz de preservación, de anonimato, de intangibilidad. [… ] Pero cuando caminos por estas breñas, en perfecto equilibrio de alma y cuerpo, me siento en la plenitud de un ser normal, casado y armonizado con el medio.
(Diário, V, 1951)


El día 5 de febrero, presenta una conferencia en la ciudad de Oporto en el club Fenianos Portuenses (texto que será publicado en el mismo año, titulado “O Porto”, que se integró posteriormente en el libro Portugal). 
Sophia de Mello Breyner Andresen asiste a esta conferencia y es presentada a Miguel Torga por un amigo en común, Fernando Valle Teixeira. El encuentro de Sophia con Torga fue decisivo para la escritora; ya que a raíz de este encuentro, Sophia enviará 12 poemas al autor de O Outro Livro de Job. Torga manifiesta gran interés en leer más poemas y, en este mismo año, terminará saliendo en Coimbra, en edición de la autora, el primer libro de Sophia, Poesía. La amistad recíproca entre los dos autores perdurará a lo largo de los años y será la situación de Torga, preso a causa de un libro, que llevará a Sophia, en 1969, a adherirse como socia fundadora a la “Comisión Nacional de Ayuda a los Presos Políticos”.
Pronuncia una conferencia más (“Eça de Queiroz – um problema de consciência”), en la ciudad de Oporto, al final del año (24 de noviembre), en el marco de las conmemoraciones del centenario del autor de Os Maias.

1945

Publica Vindima, su único romance. 
Su esposa, Andrée Crabbé Rocha, ingresa en la Facultad de Artes, Universidad de Lisboa, donde se dictará clases.

1946

Publica el libro poesía Odes y el volumen III del Diário.
En este año, se publica el poema “Federico García Lorca” que encabezará la Antologia Poética de Federico García Lorca (Coimbra Editora). El volumen presenta un estudio introductorio de Andrée Crabbé Rocha; la traducción de los poemas es de Eugenio de Andrade.

El día 25 de abril, recibe una carta de la capitanía del puerto de Figueira da Foz en donde se le expresa la decisión de eximirlo de los servicios médicos prestados en la casa de los pescadores de Buarcos. Son evidentes las motivaciones de orden político que originan este despido. 
El Teatro Moderno de la Facultad de Derecho de la Universidad de Lisboa pone en escena la obra Mar (en abril del año siguiente, este grupo de teatro universitario presentará la pieza en Coimbra, en el Teatro Avenida).

1947

Publica Sinfonia, poema dramático.
Andrée Crabbé Roca es eximida de sus funciones de profesora de la Facultad de Artes, Universidad de Lisboa, por sus posiciones democráticas (debido a la creación de un período de examen especial para los estudiantes que habían hecho un período de evaluación regular). Entre las razones políticas de su despido no habría sido ajeno el hecho de estar casada con Miguel Torga. El 30 de junio, el T.E.U.C., representa la pieza Terra Firme, en el Teatro Avenida, en Coimbra, con escenografía de Paulo Quintela.

1948

Publica el libro Nihil Sibi. El título, “encontrado” en una fuente de Caldelas, es emblemático frente al modo de contemplar la poesía y de expresarse del poeta:
“El poeta es una fuente: / nada reserva para su sed; / también canta para entregarse. / Y no duerme, ni se detiene”.
Muere su madre. Proyecta lanzar una revista mensual con el título Rebate. Se asocian a este proyecto Andrée Rocha, Carlos Sinde (pseudónimo de Martins de Carvalho) y Eduardo Lourenço. La censura creará dificultades y el proyecto no se concretará. 
Se le impide la salida del país, tal como describe en el Diário:

Coimbra, 24 de febrero de 1948: Una vez más me negó un pasaporte para salir de Portugal. ¡Prisionero! ¡Y vean el absurdo de los celos policiales! Ellos pensaban que me llevaban sombríos propósitos de minar el orden, y aquí como quien se confiesa lo que quería era ver a los Velásquez del Prado, y los Memlings de Brujas.
(Diário, IV, 1949)

1949

Publica la pieza O Paraíso y el volumen IV del Diário.
A principios de año, participa en la campaña de la candidatura del general Norton de Matos a la presidencia de la república. Concede una entrevista al Diário de Notícias (que se publicará a finales de año) y publica hojas volantes con mensajes enviados a los transmontanos de Vila Real y de Chaves (documentos recogidos en el libro Fogo Preso, 1976).

“Os saludo en Coimbra, esta meca del fascismo portugués que quieren derribar. Saludo como un contencioso que aquí luchó siempre con su pena de artista para que tuviera fin la ignominia de un pueblo entero oprimido por una sola voluntad [...]” (Mensaje a los transmontanos de Vila Real enviada en la campaña electoral de 1949, y publicada en hoja volante.)

Se solidariza con su amigo Fernando Valle, cuando este, eminente figura de la oposición al régimen de Salazar, es destituido de los cargos de Subdelegado de Salud y Médico Municipal, debido a su apoyo a la candidatura de Norton de Matos a la Presidencia de la República.

1950

Miguel Torga publica Cântico do Homem, uno de los puntos altos de su poesía de intervención. A este libro pertenecen los célebres poemas: “Dies Irae” y “Ar Livre”. Es también este año que sale el volumen Portugal, un libro admirable de viaje simbólico al país y de interpretación de la identidad nacional.
Realiza un largo viaje en coche durante más de un mes por España, Italia y Francia, en compañía de su esposa y de su amigo Sebastião Rodrigues.
En el Teatro de la Universidad de Londres, se representa la pieza Mar, con escenografía de Ruben A., que también hace, en este mismo año, una adaptación del espectáculo para la BBC.

1951

Publica el volumen V del Diário y el libro de cuentos Pedras Lavradas. Se hace representar en los “Encontros Europeus de poesia”, en Knocke, enviando un mensaje para ser allí ser leído. En este texto, exhorta a los poetas a un activo compromiso público en nombre de la poesía:

Coimbra, 24 de julio de 1951
[…]Congreso, pues, de poetas, hasta que sea más clara en nosotros la conciencia con la que podemos y debemos, y la propia palabra nos compromete como un juramento. No es simple convivencia, sino un acto. ¡Un acto de fe en la poesía! Un compromiso público de que no la traeremos en nombre de ninguna tiranía, de ninguna urgencia, de ninguna conveniencia.
[…]
(Diário Vi, 1953)

1953

Publica el volumen VI del Diário.
Visita Grecia y Turquía en compañía de Fernando Valle.
Cambia de residencia en la ciudad de Coimbra y se muda definitivamente a Rua Fernando Pessoa, n° 3.

1954

Publica el libro de poesia Penas do Purgatório.
En viaje por España, en el mes de junio, visita Trujillo, Guadalupe, Olivença, Granada, Zamora. En el Diário, al dar cuenta de las impresiones que esos lugares le suscitan, deja testimonios sobre la cuestión ibérica, que inspiraría continuamente al poeta.
A principios de agosto, viaja a Brasil, para participar en Congresso Internacional de Escritores, en São Paulo. Se trata de un importante encuentro organizado en el marco de las celebraciones del IV centenario de la fundación de la ciudad de S. Paulo. En él participan Roger Bastide, João Cabral de Melo Neto, Robert Frost, William Faulkner, entre otros. En el congreso, presentó un escrito sobre el tema propuesto: “América vista desde Europa”. Ofrece a continuación varias conferencias en São Paulo y Río de Janeiro sobre los transmontanos en Brasil, sobre el drama de la emigración portuguesa y de la literatura portuguesa.

Esta fue una ocasión para que el poeta recordara los lugares de su adolescencia, la Hacienda de Santa Cruz y el Colegio Leopoldinense:

Banco Verde, 23 de agosto de 1954
[…] Al principio todavía me preocupa no poder vencer esas debilidades de la emoción. ¡Cuál o qué! A medida que el tiempo pasó, la energía crítica fue disminuyendo. Y hoy, justamente, creo que llegó a cero. Pude comprobarlo hace poco, al contemplar el edificio del gimnasio donde el mundo de la cultura me abrió el primer postigo, y al pisar, ahora, el suelo de la hacienda que hace treinta años empapé de lágrimas […]
(Diário, VII, 1956).


Se le otorga Miguel Torga el Prémio Almeida Garrett, del Ateneo comercial de Oporto. En la ceremonia de entrega del premio, el 9 de diciembre, el poeta pronuncia un discurso en el que deja claro su decisión de donar al Ateneo la cantidad de dinero que iba a recibir como parte del premio, proponiendo que ese importe se utilizara en la publicación de las mejores obras de los poetas jóvenes competidores al premio:

[…] es la nueva poesía, la poesía naciente, la que trae esperanza, la que me gustaría ver glorificada en esta casa, a la sombra protectora de Garrett, por siempre joven poeta que era, además de poeta libre, el hombre libre y portugués libre que también he querido llegar a ser.
(Diário, VII, 1956).

1955

Publica Traço de União, un libro de ensayos temáticos luso-brasileños, que reúne las conferencias pronunciadas en Brasil durante el año anterior, la adición de otros textos relacionados con los dos polos (Portugal y Brasil) y evocaciones de escritores (José Lins do Rego y Ribeiro Couto). 
Nace su única hija, Clara.

1956

Publica el volumen VII del Diário.
La censura incauta Sinfonia, que había sido editado en 1947.
Muere su padre.

1958

Publica el libro de poesia Orfeu Rebelde.
Representación de la pieza Mar por el Teatro Experimental de Oporto, con escenografía de Antonio Pedro. Torga asiste al espectáculo el día 28 de abril.

El día 31 de mayo, participa en el mitin de la campaña de Humberto Delgado en Coimbra (Teatro Avenida).

“Coimbra, 31 de mayo de 1958
[…]Sordo a la opinión de los gobernados, el poder nunca aquí oyó sino la propia voz, con un ritmo que golpea las paredes de la autosuficiencia, y se refleja sin deformación. Pero aunque pueda ser irrisorio y desprovisto de acción inmediata, una protesta es siempre una protesta. Una vez realizada, desliga espiritualmente  su autor de la rutina a la que es sometido, lo compromete públicamente con la subversión, lo solidariza con los demás rebeldes, y moviliza a la pasividad, hermana gemela de la connivencia.”
(Diário VIII, 1959)


En mayo, al final de la conmemoración de las Bodas de Plata del Curso Médico de 1933, los colegas deciden homenajear a Miguel Torga. La ceremonia está marcada para el 7 de diciembre. En este homenaje se descubre una placa para señalar el paso de Miguel Torga por “Estrela del norte"” lugar donde residió cuando estudiante de Medicina.

En el mes de junio, hace un viaje a España, Andorra, Francia, Bélgica y Holanda. En Oporto, graba poemas para un disco del sello Orfeo, de Arnaldo Trindade.

Miramar, 12 de septiembre de 1958
Grabar poesía nuestra... Entrar a un recinto en silencio, leer versos, y oír después la propia voz desligada del cuerpo, sola, extrañamente exaltada o enternecida, por momentos grave, por momentos aguda, áspera y suave en el mismo instante, pero siempre afligida, destinada a clamar en la soledad de la noche como un alma penada.
(Diário, VIII, 1959)

1959

Publica el volumen VIII del Diário.
Representación de la pieza Mar por CITAC (Círculo de Iniciación Teatral de la Academia de Coimbra), con escenografía de Paulo Quintela (15 de marzo).
A finales de año, Jean-Baptiste Aquarone, profesor de la Universidad de Montpellier, con el apoyo de un grupo de intelectuales franceses, belgas e italianos, presenta a la Academia Sueca la candidatura de Miguel Torga al Premio Nobel de Literatura de 1960.

1960

A principios de enero, los periódicos portugueses estaban al tanto de dos candidatos portugueses para la Premio Nobel de Literatura: Miguel Torga y Aquilino Ribeiro.
La candidatura de Torga es entusiastamente apoyada por Sophia de Mello Breyner Andresen, Eugenio de Andrade, Alexandre O’Neill, David Mourão-Ferreira, entre otros escritores e intelectuales.

El 20 de febrero, los servicios de PIDE proceden a la incautación del Diário VIII, en las librerías de varias ciudades del país.
Un grupo de escritores e intelectuales presenta una solicitud de protesta contra la aprehensión de este libro. Suscriben la protesta, entre otros, Fernando Piteira Santos, Pedro da Silveira, Manuel da Fonseca, Urbano Tavares Rodrigues, Jaime Cortesão, Raul Rego, Armindo Rodrigues y Manuel Mendes.
A 25 de febrero se levanta la orden de incautación del Diário VIII; sin embargo, la censura prohíbe que en la prensa se haga referencias al libro. En este año, hace dos de sus “viajes meteóricos a España”, tal como registra en el diario. En abril se desplaza a Salamanca y Madrid; en junio va a Mérida, a Trujillo y, de nuevo, a Madrid.

1962

Publica el libro de poesia Câmara Ardente.

1964

Publica el volumen IX del Diário.

1965

Publica Poemas Ibéricos. Este libro resulta de una revisión y de una ampliación del libro Alguns Poemas Ibéricos, editado en 1952.

1966

Representación de la pieza Mar por el Teatro Experimental de Cascais, con escenografía de Carlos Avilez y escenarios de Almada Negreiros (estrena el 6 de mayo). Torga asiste al espectáculo el 28 de mayo.

1967

El 12 de septiembre, participa en la celebración del centenario de la abolición de la pena de muerte en Portugal, llevada a cabo en la Universidad de Coimbra. Miguel Torga lee en esa ocasión un escrito que, posteriormente, será editado en un folleto de la prensa de la Universidad, y que el autor integrará en el volumen X del Diário.

“Invitado a participar en este simposio en conmemoración de la abolición de la pena de muerte en Portugal, es la doble condición de poeta y médico lo que hoy me trae aquí. El poeta representará, como pueda, el ardor indignado y fraterno de cuantos, de Villon a Victor Hugo, de Gil Vicente a Guerra Junqueiro, protestará contra la inicua pesadilla, y contribuirá a su extinción o repulsión por parte de la conciencia universal; el médico simbolizará, con igual modestia, la interminable falange de aquellos que siempre, y en todas las sociedades, son los enemigos jurados y activos de cualquier forma de aniquilamiento humano.”

El 15 de diciembre, se suscribe a un documento de protesta firmado por varios políticos e intelectuales portugueses, entre ellos Mário Soares, Francisco Sousa Tavares y Francisco Salgado Senha, enviado por carta al Presidente de la Asamblea Nacional. En el mismo se solicita la aprobación de la Ley de Prensa, la abolición de la censura previa y la posibilidad de interponer un recurso ante una instancia judicial en las situaciones de incautación de libros.

1968

Publica el volumen X del Diário.
Integra la “Comisión de Ayuda al Dr. Mário Soares”, tras su deportación a Santo Tomé, junto a personalidades como Salgado Zenha, António Macedo, José Cardoso Pires, Vasco da Gama Fernandes, Mário Augusto da Silva y Fernando Valle.

1969

Rechaza el Prémio Nacional de Literatura, un galardón oficial del régimen.
El 19 de abril, recibe el premio “Diário de Notícias” por su libro más reciente (el volumen X del Diário), distinción que contempla igualmente el conjunto de su obra literaria. Participa en el II Congresso Republicano, que se desarrolla en Aveiro, del 15 al 17 de mayo.

Aveiro, 16 de mayo de 1969
Congreso Republicano. Apenas entré en la sala y me senté, se acercó a un periodista a pedir una palabra para el periódico. Lo he desilusionado: Lo siento, pero estoy aquí como pueblo, y el pueblo en Portugal, no dice nada.
(Diário XI, 1973)


Suscribe el manifiesto “Dos Escritores ao país”. Los firmantes, que proponen la “restauración completa de las libertades en Portugal”, critican con dureza la situación política del país. Este documento no llegó a circular, ya que su divulgación fue prohibida por censura.

1970

A finales de agosto, viaja en coche hasta Alemania e Italia. Su esposa, Andrée Crabbé Rock, es readmitida en la Facultad de Artes, Universidad de Lisboa.

1973

Publica el volumen XI del Diário.
En mayo, hace un viaje a Angola y Mozambique, acompañado por el padre Valentín Marques, gerente de la Gráfica de Coimbra.
En cuanto a las motivaciones de este viaje, escribe en “O Sexto Dia” de A Criação do Mundo:
“En la convicción de ese cambio inevitable, de consecuencias imprevisibles, resolví aprovechar el interregno para hacer un viaje a las tierras donde nos rasgábamos las vestiduras en nombre de la defensa absurda de un imperio que no habíamos sabido construir a la hora adecuada y temíamos conservar a la hora impropia. Una vez más mi ancestralidad salía a la superficie. Pisaba ya el Norte de África, pero de pasada, en un largo paseo por el Mediterráneo griego. Sería ahora el momento de sentir el latir de su caliente corazón austral, de contemplar los escenarios de nuestras grandes pasadas y de nuestras miserias presentes.”

La policía política vigila todos los pasos del escritor durante este viaje, como lo comprueban los diversos y constantes informes y notas informativas de la Dirección General de Seguridad acerca proceso de Miguel Torga en los archivos de la PIDE/DGS.

1974

Participa en los festejos del 1 de mayo en la ciudad de Coimbra. Registra en el Diário la “explosión gregaria de alegría inductiva a desfilar ante las fuerzas de represión remitidas a los cuarteles”. Sin embargo, se interroga cauteloso sobre el rumbo de los vientos del cambio: “¿Qué oculta y avisada abnegación estaría lista para guiar en el camino de la historia la ceguera de aquella confianza?”

Publica O Quinto Dia da Criação do Mundo. El libro, que salió una semana después del 25 de abril, aborda sólo un período de los dos años de la vida del escritor, enfatizando el episodio de la prisión de Torga en 1939.

El 1 de junio, participa en el primer mitin del partido socialista celebrado en Coimbra. Profiere el discurso de apertura donde celebra la hora “de júbilo y comunión en la mesa eucarística de la libertad” y finaliza con palabras de esperanza. En el día 30 del mismo mes, participa en otro mitin socialista en Sabrosa.

1975

Participa, como independiente en dos mítines del Partido Socialista (en Arganil, el 2 de marzo, en Lisboa, el 20 de abril).
Interviene civilmente en la prensa al publicar una “carta errante” (salida a 6 de marzo, en el periódico vespertino A Capital), en la que responde a un artículo de Natalia Correia, publicado en el mismo periódico, el 28 de febrero, con el título “O silêncio dos melhores é cúmplice do alarido dos piores”.
Continúa escribiendo en su Diário los acontecimientos marcados por el régimen democrático recientemente instaurado:

Coimbra, 25 de abril de 1975
Elecciones serias, finalmente. Y fue en estos cincuenta años de exilio en la patria la mayor consolación cívica que tuve. Era conmovedor ver la convicción, la compostura, el aplomo, la dignidad asumida por la multitud de electores al caminar hacia las urnas, cada cual compenetrado en ser el portador de una riqueza preciosa y vulnerable: su voto, su opinión, su determinación. Parecía un pueblo transfigurado, al mismo tiempo consciente de la trascendencia del acto que iba a practicar y enterado de la ambigüedad circunstancial que lo permitía. ¡Qué bien hace el oleaje de la libertad y qué angustioso es el riesgo de perderla!


El 27 de septiembre, profesa en la radio una alocución condenando las ejecuciones de cinco ciudadanos vascos perpetrados por el régimen de Franco. Sinde Filipe realiza una adaptación cinematográfica del cuento “O Leproso” (Novos Contos da Montanha).

1976

Participa en comicios socialistas realizados en Vila Real (3 de abril), en Sabrosa (10 de abril), y en Arganil (23 de abril).

Publica Fogo Presolibro que reúne conferencias sobre escritores (Eça de Queirós y Teixeira de Pascoaes), pero especialmente textos de intervención cívica, como entrevistas y alocuciones, resultantes de la participación en las campañas electorales de 1945, 1949, 1951, y en diversos momentos del período que siguió al 25 de abril de 1974.

“[…] tan urgente y subversivo fue, en un momento dado, acusar al poder armado, techo de todas las arbitrariedades, como alertar ahora la conciencia nacional contra los equívocos de una liberación sin francas vocaciones de libertad.
[…] 
Al hacerse hombre público, el poeta presta la voz a quien no la tiene, y se arriesga a quedarse sin voz y sin eco. [...] acosado por los problemas cotidianos de la Patria, vinculado por la dignidad y solicitado por mil llamamientos, también yo rogué a mis horas autónomas de creador algunas horas de contestación directa.” (de “Prefácio”)


En el mes de mayo asiste a una representación de Mar realizada por los pescadores de Nazaré.

Nazaré, 8 de mayo de 1976 – “Mar” representada por marinos auténticos. Pescadores de verdad en la piel de pescadores de ficción. (Diário, XII, 1977).

En diciembre, el día de Navidad, planta árboles en el terreno de la Escuela de São Martinho de Anta:

S. Martinho de Anta, 25 de diciembre de 1976
La vieja escuela del señor Botelho finalmente fue reconstruida y actualizada. Más sol, más higiene, menos gramática y menos palmadas. Pero faltaban en el terreno alrededor las mimosas de mi niñez. Pasé la tarde con hierro y pala en la mano para plantarlas. No estaré aquí para verlas crecidas como las de otrora. Mi propósito no era reflorar el pasado, sino florecer el futuro.
(Diário, XII, 1977)

1977

Publica el volumen XII del Diário. En el mes de junio, recibe en Bruselas el Prémio Internacional de Poesia, de la XII Bienal de Knokke-Heist, que se le había otorgado en septiembre del año anterior.

Brucelas, 6 de junio de 1977
[…] Solidario pero autónomo, el poeta es un rebelde que sabe que la poesía sólo subvierte porque transfigura, y que será ese siempre su vanguardismo. A cantar al gusto de la moda, un poeta vestido de bardo no es menos trágico que un poeta ataviado de fámulo. […]
(Diário, XII, 1977)


Tras el viaje a Bruselas, visita Londres.
Colabora en la película de João Roque Eu, Miguel Torga, un documental que pasará la televisión en 1987, en cuatro episodios.
En diciembre, participa en un Encuentro de Poetas, en el Solar de Mateus, junto con Sophia de Mello Breyner Andresen, Eugénio de Andrade, Alexandre O’Neill, Pedro Tamen, Fernando Guimarães, Vasco Graça Moura y Alberto Pimenta.
En el marco de este encuentro, Miguel Torga proporciona a los participantes una visita guiada a lugares míticos de su geografía personal y literaria (Panóias y S. Leonardo da Galafura); en la ocasión, los poetas presentes rinden homenaje al autor de Orfeu Rebelde.

1978

Aparece de nuevo la candidatura de Miguel Torga el Premio Nobel de Literatura, con el apoyo de personalidades de la cultura portuguesa, así como algunos intelectuales y artistas extranjeros, entre ellos el Premio Nobel de Literatura del año anterior, Vicente Aleixandre.
El 6 de abril, realiza un discurso en la Escuela de São Martinho de Anta sobre las condiciones de la salud en el país.

S. Martinho de Anta, 6 de abril de 1978
Discurso en la escuela. Todo temblaba como varas verdes. Era el niño, que nunca se fue, que hacía nuevamente el examen. El jurado incluía hasta los ministros. Y el tema a desarrollar se refería al abandono sanitario al que el país está sometido. Discordia. Que la ciencia esto y lo otro, que las leyes de la vida son solidarias, que el pueblo necesita de asistencia concreta y no de demagogia curativa. […] 
(Diário, XIII, 1983)


En septiembre, participó en el seminario "Repensar Portugal", celebrado en el Solar de Mateus.

Solar de Mateus, 8 de julio de 1978
Repensar Portugal. Desde pequeño que lo intento de todas las maneras y en todas partes. 
[…] 
(Diário XIII, 1983)


Recibe la Medalla de Honor de la Asociación Internacional de Rectores.
El 26 de diciembre, en el marco de las celebraciones de los cincuenta años de la vida literaria de Miguel Torga, se celebró una sesión de homenaje al autor, en el Auditorio Dos de la Fundación Calouste Gulbenkian. La iniciativa de la Secretaría de Estado de Cultura contó con la participación de escritores y ensayistas que leyeron textos sobre la obra de Torga (Sophia de Mello Breyner Andresen, Alexandre O’Neill, Eduardo Lourenço, Fernão Magalhães Gonçalves, Jacinto do Prado Coelho, João Maia, Vasco Graça Moura y David Mourão-Ferreira, que desempeñaba las funciones de Secretaria de Estado de Cultura). Al final, el poeta leyó un discurso de agradecimiento que aparece reproducido, junto con los otros discursos, en un folleto de la Secretaría de Estado de Cultura. Este texto de Torga sería posteriormente incluido en el volumen XIII do Diário:

Sé que no escribí uno de esos libros paradigmáticos - y nunca esa convicción fue tan crucificada como en este momento, aunque su grata presencia aquí me quiera dar esa ilusión. Me valía la certeza de que lo intenté hasta el límite de las fuerzas, no seducido por el encanto de cualquier aplauso, sino en el ansia pasional, casi somática, de que ellos fueron una emergencia expresiva, modesta pero auténtica, del plasma matricial de la patria.

Sinde Filipe adapta al cine un cuento de Miguel Torga: “O Milagre” (Novos Contos da Montanha).

1979

La Facultad de Letras de la Universidad de Coimbra rinde homenaje a Miguel Torga, asociándose a las conmemoraciones de los cincuenta años de actividad literaria del escritor. En el marco del homenaje, realizado el 2 de julio, presidido por el Rector de la Universidad, se inauguró una exposición bibliográfica sobre el autor.
El 19 de agosto, diserta sobre el hombre duriense, en el Salão Nobre da Casa do Douro, en Régua, en el cierre de la Feria del Duero (texto añadido en el volumen XIII do Diário).

1980

Se otorga a Miguel Torga el Premio Morgado de Mateo, ex-aequo con Carlos Drummond de Andrade. 

Solar de Mateus, 08 de junio de 1980
[…] Temperamentalmente reticente a los galardones de cualquier naturaleza, acabé por aceptar algunos de ellos. Es que no hay uniformidad de criterio posible ante la sorprendente y paradojal diversidad de la vida. ¿Qué podría hacer? ¿Rechazarlos por sistema, pura y simplemente? Así procedía cuando todo dependía de mi exclusiva voluntad. En otras ocasiones, sin embargo, no era tan fácil la opción. Al fin y al cabo, ni la libertad es libre.
[…]
(Diário, XIII, 1983).

Adaptación televisiva del cuento “Natal” (Novos Contos da Montanha).

1981

Publica “O Sexto Dia” de A Criação do Mundo. Se trata del último volumen de la novela autobiográfica (en 1991, Miguel Torga publicará una edición conjunta de los volúmenes de la novela, salidos a lo largo de cinco décadas, desde el volumen inaugural de la novela de “Os Dois Primeiros Dias”, en 1937).
En este año publica también una Antologia Poética organizada por sí mismo.
Recive el Prémio Montaigne, de la Fundação PVS de Hamburgo.

Lisboa, 10 de marzo de 1981
[…] Es mi vieja convicción de que la cultura universal tiene que ser la suma de todas las culturas nacionales. Y que basta que falte una parte en la adición para que la cuenta sea incorrecta. Fue, por lo demás, Montaigne que así lo enseñó, redactando su obra monumental en el idioma materno, él que lo había aprendido sólo después de conocer el latín cosmopolita.
(Diário, XIII, 1983)

1982

Se publica en Francia una selección de textos del Diário, con el título En Franchise intérieure. Pages de journal (1933-1977), en la traducción de Claire Cayron. Se trata del inicio de una extraordinaria recepción crítica de la obra de Miguel Torga en Francia.

1983

Publica el volumen XIII del Diário.
Conmemoración de las bodas de oro del curso médico, el día 18 de junio, en el Hotel do Buçaco. Miguel Torga, como fue habitual, a lo largo de los años, en estos encuentros de confraternización, realiza un discurso sobre el evento (“el tiempo ya nos ha hecho comprender la ejemplaridad de ciertos comportamientos, y que basta a veces la sombra de un cedro y una esperanza de infinito para llenar un alma”). 
El texto se reproducirá en el volumen XIV del Diário.
Encuentro con Samora Machel, en Coimbra, durante una visita oficial del Presidente de la República de Mozambique a Portugal. Miguel Torga lo invita a visitar la región del Duero.

Coimbra, 9 de octubre de 1983
Encuentro y larga conversación a solas con el primer Jefe de Estado de nuestra antigua posesión africana. La entrada en un salón de oficiales y, a continuación, volar en helicóptero en el cielo portugués de otoño, éramos como una imagen exigua y algo trascendente de dos naciones en diálogo, la antigua, ya hecha, proyectada, y otra más joven , por hacerse, realidad política que espacio patrio […]
(Diário XIII, 1983)

1984

Hace un viaje a México, en la compañía del padre Valentín Marques. Registrando en el Diário su paso por los lugares (Acapulco, Oaxaca, Chinchen Itza, Uxmal, Mérida, Teotihuacan, Ciudad de México), reflexiona sobre la realidad histórica, social, política y religiosa.

Ciudad de México, 17 de marzo de 1984
[…] Hay aquí tres dimensiones que violan mi natural lusitano. La india, que es una opresión religiosa, la española, que es una opresión histórica, y la americana, que es una opresión económica. Y para el entendimiento de todas tengo que forzar la comprensión. No adhiero a la crueldad de la primera, no justifico el sectarismo de la segunda, y maldigo el vampirismo de la tercera. […]
(Diário XIV, 1987)

1986

Graba poemas en estudio para un disco conmemorativo que saldrá al año siguiente, con motivo del octogésimo aniversario, con el sello Valentim de Carvalho. El LP recibirá el nombre de Oitenta Poemas.

Lisboa, 19 de noviembre de 1986
Grabación de un disco. Cuatro horas encerrado en una cámara de silencio declamando textos en la penosa sensación de estar haciendo un registro a título póstumo como quien dicta el testamento. 
(Diário XIV, 1987).

1987

Publica el volumen XIV del Diário.
Miguel Torga se traslada a Macao para pronunciar una conferencia sobre Camões, en el marco de las celebraciones del 10 de junio. 
Visita Hong Kong, Cantão y Goa.

1988

El 29 de octubre, en la reunión de los 55 años del curso, se dirige a los colegas en una breve y lúcida alocución de despedida.
Adaptación televisiva de “O vinho” (Contos da Montanha) con la realización de C.J. Michaëlis de Vasconcelos e interpretación de Raul Solnado.

1989

Recibe el Premio Camões. Es el primer autor en recibir el premio literario más importante de la lengua portuguesa. El premio se entrega en Ponta Delgada, en el marco de las conmemoraciones del 10 de junio, en una ceremonia presidida por el Presidente de la República, Mário Soares.

Ponta Delgada, 10 de junio de 1989
Una vida larga da para todo. Para nacer oscuramente en Tras-os-Montes, de adolescente vagar en la Tierra de Santa Cruz, recorrer, solidario, en la edad adulta, los países de habla portuguesa en la lucha por la independencia, visitar, en la vejez, lo que queda del Oriente Portugués y recibir ahora, en estos patricios y paradisíacos Azores, un premio bajo los auspicios de Camões. En los intervalos, ser ciudadano a tiempo completo, con profesión gravada y deberes cívicos asumidos, y poeta rebelde, celoso de su libertad de creador, en una época atribulada, de guerras, tiranías políticas, campos de concentración, terrorismo, bombas atómicas y otros flagelos […]
(Diário XV, 1990)


El 2 de junio, se le otorga la condecoración de Oficial en la Orden de las Artes y Letras, de la República Francesa

1990

Publica el volumen XV del Diário.
Es homenajeado en el Goethe Institut de Coimbra (23 de noviembre).

Ya un día dije en letra redonda que escribir es el supremo riesgo que un hombre puede correr, pues se constituye reo en un tribunal perpetuo, de que son jueces los lectores de las sucesivas generaciones. Todavía hoy están sentados en el banco de los jueces los grandes y pequeños Homeros de todas las civilizaciones. Dios quiera que yo no sea uno de los candidatos a la condenación final.

También recibe un homenaje en la Academia de Coimbra (14 de diciembre), en el marco del VII centenario de la fundación de la Universidad.

El grupo de teatro “O Bando” presenta una versión dramática de Bichos (dirección de João Brites). El espectáculo fue presentado inicialmente en el Convento do Beato, en Lisboa, y más tarde tuvo representaciones en ciudades de todo el país y en el extranjero.

1992

Recibe durante el año diversos homenajes: 
Premio Vida Literaria, de la Associação Portuguesa de Escritores, en su primera edición. 

Lisboa, 19 de marzo de 1992
[…] Me expuse siempre en los escaparates tímidamente, como un culpable contrito, casi a pedir disculpas por mi atrevimiento a los ocasionales lectores. Aunque ufano de la vocación, nada más pretendía que cumplirla, y ser humilde y libremente uno solo que hablara por muchos.
[…] Y sequé el tintero en la mira de dar expresión local y universal a esa constante diversificada.
[…]
(Diário XVI, 1993)


Prémio Figura do Ano, de la Associação dos Correspondentes da Imprensa Estrangeira (recibido en Estoril, a 8 de julio).

Prémio Écureil de Literatura Estrangeira, del Salon du Livre de Bordéus. Este galardón es recibido en una ceremonia realizada en el Ayuntamiento de Coimbra:

Coimbra, 14 de septiembre de 1992
[…] He tenido palabras para escribir muchos libros, pero no me ocurre ninguna que valga la pena en momentos cruciales como éste. Se me apaga la voz, y sólo en el silencio cerrado del corazón consigo pagar a quien debo. Es que la vida no cabe en un discurso, por más sincero y pensado. Misteriosa e imprevisible, confunde la lógica de cualquier ingenio.
(Diário XVI, 1993)


A pesar de los homenajes, este año está marcado por un acontecimiento doloroso: el cierre del consultorio médico de Adolfo Rocha, en el mes de junio. De esa tristeza nos da cuenta Miguel Torga en una de las anotaciones del Diário. Ofrece el material quirúrgico al Hospital de la Misericordia de Arganil, donde operó durante años; y el mobiliario a la Junta de la Parroquia de S. Martinho.
En los Estados Unidos se celebra en el mes de octubre un coloquio internacional sobre Miguel Torga, en la Universidad de Massachusetts, Amherst.

1993

Publica el volumen XVI del Diário, conmovedor testimonio e impresionante reflexión del poeta frente a la enfermedad y al acercamiento de la muerte.

1995

Miguel Torga muere el 17 de enero, a las 12h y 33m, en el Instituto de Oncología, en Coimbra. Al día siguiente, es sepultado en una tumba común en el cementerio de São Martinho de Anta. 

1994

De 3 a 5 de marzo se celebró en Oporto un Coloquio Internacional sobre Miguel Torga, una iniciativa de la Universidad Fernando Pessoa, con la participación de profesores, investigadores, traductores y escritores.
En la RTP2 se transmite el documental “Torga” de la autoría de Jorge Campos.
Recibe los Premio de la Crítica 1993 del Centro Portugués de la Asociación Internacional de Críticos Literarios. 
El 7 de septiembre, es premiado por el Gobierno de Brasil en una ceremonia en la Embajada de Brasil en Lisboa.
Envía un mensaje para ser leído en la primera reunión del Parlamento Internacional de Escritores celebrado en Lisboa a finales de septiembre.
Homenaje en el Consejo Distrital de Coimbra del Colegio de Abogados. Cunha Rodrigues, Procurador General de la República, pronuncia un discurso sobre las representaciones de la justicia en Miguel Torga.



Nota final
Para la elaboración de la presente cronología de la vida y obra de Miguel Torga me apoyé en la lectura de los dieciséis volúmenes del Diário y del romance autobiográfico A Criação do Mundo. También he consultado a tal efecto la documentación del patrimonio de Miguel Torga depositado en la Casa Municipal de la Cultura de Coimbra, así como también el libro de Clara Rocha, Miguel Torga: Foto biografía, Lisboa, D. Quixote, 2000, pieza fundamental para el estudio de aspectos biográficos sobre Miguel Torga. 
Otras fuentes bibliográficas: Andrade, Carlos Santarém, Os dias de Coimbra na obra de Miguel Torga, Coimbra, Câmara Municipal de Coimbra / Comissão de Coordenação da Região Centro, 2003; Melo, José de, Miguel Torga, Lisboa, Arcádia, 1960; Melo, José de, Miguel Torga: fotobiobibliografia, Aveiro, Estante Editora, 1995; Moreiro, José Maria, Eu, Miguel Torga, Lisboa, Difel, 2001. Nunes, Renato, Miguel Torga e a Pide, Coimbra, Minerva, 2007.
Carlos Mendes de Sousa